¿QUIERES MEJORAR TU INTESTINO?


Los Beneficios Curativos del Caldo de Hueso para tu Intestino

  • La gelatina que se encuentra en caldo de hueso es un coloide hidrofílico que atrae y retiene líquidos y jugos digestivos, apoyando así la digestión apropiada.
  • El caldo de hueso reduce el dolor y la inflamación articular cortesía de los sulfatos de condroitina, glucosamina, y otros compuestos extraídos del cartílago hervido.
  • Los aminoácidos tales como la glicina, prolina y arginina en caldo de hueso, todos tienen efectos anti-inflamatorios.
  • El caldo de hueso contiene altas cantidades de calcio, magnesio y otros nutrientes que desempeñan un papel importante en la formación de un hueso sano.
  • El caldo de hueso se puede hacer de cualquier tipo de huesos que le gustan – pollo, carne de res, carne de cerdo, o incluso de pescado, pero busque huesos de animales alimentados con pastura y criados de manera orgánica.

El caldo de hueso es un elemento básico de la dieta GAPS, que se basa en los principios desarrollados por el Síndrome del Intestino y Psicología (GAPS) de la Dra. Natasha Campbell-McBride.

La dieta GAPS se utiliza a menudo para tratar a niños con autismo y otros trastornos arraigados en la disfunción del intestino, pero casi cualquier persona con alergias o con una salud intestinal deteriorada puede beneficiarse, ya que está diseñado para curar el intestino permeable.

Si tu intestino esta permeable o digiriendo parcialmente los alimentos, toxinas, virus, levaduras y bacterias tendrán la oportunidad de entrar en tu intestino y a tu torrente sanguíneo; esto se conoce como intestino permeable.

Cuando tu revestimiento intestinal se daña repetidamente debido a la reaparición del intestino permeable, las células dañadas llamadas microvellosidades se vuelven incapaces de hacer su trabajo correctamente. Se vuelven incapaces de procesar y utilizar los nutrientes y enzimas que son vitales para una buena digestión.

Eventualmente, la digestión se deteriora y la absorción de nutrientes se ve afectada negativamente. A medida que se presenta mayor exposición, el cuerpo inicia un ataque contra los invasores extranjeros. Responde con la inflamación, reacciones alérgicas, y otros síntomas que se relacionan a una variedad de enfermedades.

El intestino permeable es la causa de muchas alergias y trastornos autoinmunes, por ejemplo. Cuando se combina con una sobrecarga tóxica, tendrá una tormenta perfecta que puede causar trastornos neurológicos como el autismo, ADHD, y problemas de aprendizaje.

La dieta GAPS comienza como una dieta de eliminación, lo que significa eliminar todos los alimentos inflamatorios. Esto incluye alimentos ricos en fibra, alimentos procesados, y todo lo que va a ser difícil de digerir.

Uno de los principales alimentos que se utilizan es el caldo de hueso, porque no sólo es muy fácil de digerir, sino también porque contiene componentes  que benefician el sistema inmunológico que son los bloques de construcción fundamentales para el tratamiento de enfermedades autoinmunes.

A medida que tu intestino permeable comienza a sanar y tu salud mejora, se agregan nuevamente ciertos alimentos, pero el caldo de hueso sigue siendo un elemento básico, debido a que es increíblemente nutritivo para tu cuerpo. Es por esto que, incluso si no tienes problemas intestinales, sigue siendo un maravilloso alimento básico para incluir en tu alimentación.

Principales Razones para Comer Hueso Caldo

Hay muchas razones para incorporar el caldo de hueso de la abuela en tu alimentación. Los siguientes beneficios para la salud dan fe a su estatus de “buena medicina.”

Ayuda a curar y sellar tu intestino, y promueve la digestión saludable: La gelatina que se encuentra en el caldo de hueso es un coloide hidrofílico. Atrae y retiene líquidos, jugos digestivos, apoyando así la digestión apropiada Inhibe la infección causada por los virus del resfriado y la gripe, etc.: Un estudio publicado hace una década encontró que la sopa de pollo de hecho tiene cualidades medicinales, que mitigan significativamente la infección
Reduce el dolor y la inflamación articular, cortesía de los sulfatos de condroitina, glucosamina, y otros compuestos extraídos del cartílago hervido Combate la inflamación: aminoácidos tales como glicina, prolina, arginina, todos tienen efectos anti-inflamatorios.

La arginina, por ejemplo, ha demostrado ser particularmente benéfica para el tratamiento de la sepsis (inflamación de todo el cuerpo). La glicina también tiene efectos calmantes, que pueden ayudarlo a dormir mejor

Promueve huesos fuertes y sanos: el caldo de hueso contiene altas cantidades de calcio, magnesio y otros nutrientes que desempeñan un papel importante en la formación ósea saludable Promueve un cabello sano y crecimiento de las uñas, gracias a la gelatina en el caldo

Elija Huesos de Alta Calidad de Animales Alimentados con Pastura

La receta que a continuación le presentare es del libro de cocina The Heal Your Gut Cookbook: Nutrient-Dense Recipes for Intestinal Health Using the GAPS Diet. Escrito por Hilary Boynton y Mary Brackett, comparte consejos útiles sobre cómo “curar y sellar” su intestino para que la curación intensa pueda realizarse.

Hilary Boynton es una defensora de la comida local y consejera de salud holística certificada que dirige varias cooperativas de alimentos locales y enseña clases de cocina en su casa. Mary Brackett es fotógrafa y defensora de los alimentos enteros que busca proyectos que ilustran la importancia de opciones saludables.

Esta receta de caldo de hueso es clásica y una que querrá conservar para futuras referencias. También he incluido consejos sobre cómo hacer esta receta utilizando una olla de cocción lenta o diferentes tipos de huesos, como el pollo. Tal vez la advertencia más importante al hacer el caldo, ya sea que utilice pollo o carne de res, es asegurarse de que los huesos sean de animales criados orgánicamente y alimentados con pastura.

Como lo ha señalado Sally Fallon, los pollos criados en operaciones concentradas de alimentación de animales (CAFO) tienden a producir menos gelatina, y esta gelatina durante mucho tiempo ha sido valorada por sus propiedades terapéuticas. Como lo mencionó Boynton:

“Definitivamente, lo ideal sería que compraras los mejores huesos—huesos de animales alimentados con pastura…. También hay recursos para obtener caldo de hueso hecho en casa si no puedes hacerlo… Si sólo puedes conseguir huesos CAFO, está bien, aunque no obtendrás todos los beneficios curativos. Pero sería mejor utilizar huesos de animales alimentados con pastura.”

Una Receta Básica de Caldo de Hueso

La receta que sigue incluye huesos de res, pero también puedes hacer caldo de hueso utilizando pollo orgánico entero, pescado entero (incluyendo la cabeza) o huesos del pescado, o carne de cerdo. Cada versión tendrá un sabor diferente. Boynton y Brackett en realidad sugieren comenzar con el pollo porque tiene el sabor más suave (el sabor del caldo de res tiende a ser mas fuerte). Si utilizas pollo simplemente coloca el pollo entero en la olla en lugar de huesos de res y procede con la receta de la siguiente manera.

Una nota, si colocaste un pollo entero, la carne debe desprenderse del hueso después de aproximadamente 2 horas. Simplemente retira el pollo de la olla y separa la carne de los huesos. A continuación, coloca los huesos nuevamente en la olla y déjalos hervir a fuego lento. Incluso puedes utilizar huesos de un pollo asado o pavo para hacer caldo de hueso, que es increíblemente barato ya que de lo contrario los tiras a la basura.

Caldo de Hueso

Del libro de cocina “Heal Your Gut” de Boyton y Brackett

Ingredientes:

  • 1,5 / 1,8 kg de huesos con médula o nudillo
  • 800gr de carne con huesos como costillas
  • ½ taza de vinagre de sidra de manzana sin procesar
  • 4 cuartos de agua filtrada eSpring
  • 3 tallos de apio, cortados por la mitad
  • 3 zanahorias, cortadas por la mitad
  • 3 cebollas, cortadas en cuatro partes
  • Un puñado de perejil fresco
  • Sal del mar

Preparación:

  1. Coloca los huesos en una olla o una cazuela de barro, agrega el vinagre de sidra de manzana y agua y deja reposar la mezcla durante 1 hora para que el vinagre puede sacar el mineral de los huesos.
  2. Agregua más agua si es necesario para cubrir los huesos.
  3. Agrega los vegetales y elimina la capa superior.
  4. Reduce a fuego lento, tapa y cocina por 24 a 72 horas (si no te sientes cómod@ dejando la olla a fuego lento durante la noche, apaga el fuego y deje reposar toda la noche, a la mañana siguiente enciende nuevamente el fuego y deja hervir a fuego lento durante todo el siguiente día).
  5. Durante los últimos 10 minutos de cocción, arroja un puñado de perejil fresco para el sabor y extra minerales.
  6. Déjalo enfriar y cuélalo, asegurándote de que toda la médula de los huesos se haya mezclado en el caldo.
  7. Agrega la sal de mar al gusto y tómalo así o guárdalo en el refrigerador hasta por 5 o 7 días o congélalo hasta 6 meses para su uso en sopas o guisos.

Cómo Hacer Caldo de Hueso Utilizando una Olla de Cocción Lenta

El caldo de hueso es un ejemplo de una comida tradicional que es fácilmente adaptable a tu estilo de vida moderno. Incluso si estas fuera de casa la mayor parte del día, todavía puedes preparar caldo de hueso hecho en casa con el uso de una olla de cocción lenta. Para utilizar una olla de cocción lenta, primero tendrás que dejarlo hervir, luego elimina la capa superior. Presta mucha atención a esta etapa, ya que una vez que el caldo empieza a hervir la capa superior se mezclara nuevamente al caldo. Esa capa representa las impurezas que deseas eliminar. Posteriormente, transfiere el caldo a una olla de cocción lenta y déjalo a fuego lento durante 24 a 72 horas.